• Redacción

Incendios en humedales del Paraná por tercer año consecutivo

Actualizado: 15 jul

Desde el jueves 7, la región isleña cercana a Rosario se encuentra afectada por varios focos de ígneos. El domingo 10 una marcha autoconvocada exigió en las calles de Rosario la actuación de la justicia

Marcelo Sicoff, es vecino de Granadero Baigorria, integra el colectivo Plurales, parte la Marcha de los Barbijos y la Coordinadora Paren de Fumigar. Denuncia que tras las pérdidas de 2020 y 2021 de humedales “resulta inaudito que se esperen las lluvias para poder controlarlos”. Se refirió a la bronca de vecinos que resisten a la pérdida constante de espacios verdes, cedidas para construcción, y por el avance del fuego recurrente.


Desde la organización Villa Constitución sin venenos, Miguel Angel Alfaro coincide con la recurrencia de los incendios que iniciaron en 2020 y “nunca se fueron”. Señala también que si bien existen causas como la sequía, la bajante del río Paraná y el avance de la ganadería, le resulta sospechoso se inicien “siempre a la misma hora y frente a las urbanizaciones”. Alfaro, quien tambien integra el Centro Ecologista Renacer, también analiza quienes se beneficiarían con los incendios, e insiste en que hay varias motivaciones y sospechos que investigar: por un lado los beneficiados con los bonos de carbono, anunciados por la Bolsa de Comercio de Rosario para la restauración de terrenos quemados, por otro quienes se benefician del avance de desarrollos inmobiliarios, y en tercer lugar aquellos quienes son proveedores beneficiados, del plan de manejo de fuego si se considera se multiplicó por siete veces su presupuesto después de intentar cerrarse. Tampoco descarta que sea parte de la desestabilización política, ya que se han visto focos simultáneos en casi todo el país durante el año pasado, algo que podría repetirse.


Con los incendios masivos que arrasaron parte de los humedales del Delta del Paraná, se creó la Red de Faros de Conservación para la alerta temprana de incendios, y se monitorean por el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario (UNR). Sin embargo aún no hay culpables por provocar los incendios, las denuncias presentadas en la justicia están paralizadas y la Ley de Humedales, que como otras leyes ambientales no sería suficiente para evitar que sucedan pero sí para adjudicar responsabilidades penales y ambientales, permanece sin intenciones parlamentarias de ser tratada.

0 comentarios