top of page
  • Foto del escritorRedacción

Antonella García: “El clima en la ciudad es de esperanza por la posibilidad de renovación”

A días de las PASO la candidata a intendenta de Granadero Baigorria, Antonella García, hizo un balance de la campaña de su espacio "Siempre Baigorria" que busca gobernar la ciudad y sumar a Adrián Milo al Concejo

Faltan muy pocos días para que se ponga en marcha una nueva jornada electoral en la provincia de Santa Fe. Este domingo, en todas las escuelas vamos a estar eligiendo a quienes queremos que pasen las internas en las diferentes categorías como gobernador, senadores, diputados, intendentes y concejales.


Antonella García, actual concejal de la ciudad de Granadero Baigorria, se prepara para la primera final en el camino que busca ganarle al actual intendente Adrián Maglia, quien está al frente de la localidad desde el 2013. Junto con Adrián Milo, el primero de su lista de candidatos al Concejo, buscan aportar, en sus palabras: “Renovación de la mano de una nueva generación que confía en la política como real herramienta de transformación”.


Consultada por su lectura del panorama previo a las elecciones, expresó: “Lo que vemos en la calle, en los distintos barrios que venimos recorriendo en esta campaña, pero también desde mucho antes, es que los vecinos y vecinas están cansadas”. Y agregó: “Granadero Baigorria es una de las ciudades más caras para vivir, y ese pago del TGI, por ejemplo, no se ve reflejado en la mantención de las calles, o el barrido, el mantenimiento de los espacios verdes, las luminarias, nada. Y, sobre todo, notamos que se hacen diferencias entre un barrio y otro, o un sector u otro y esto la gente ya no lo soporta más”.


Asimismo, dijo: “Lo que hace falta es una mejor distribución de los ingresos y los recursos con los que el ejecutivo cuenta para hacernos más fácil el vivir en esta ciudad. Lamentablemente esto en Baigorria no pasa. De hecho, cuando desde el concejo pedimos el balance anual no quisieron darnos los números, algo que es parte de nuestro derecho. Saber qué se está haciendo con nuestros recursos, con el dinero que ingresa a la ciudad de los impuestos altísimos que pagamos, o de financiamientos externos, como es el caso del Fondo de Financiamiento Educativo. En ninguno de los dos casos vemos que se destinen a mejorar la calidad de vida de los baigorrienses: en los barrios no se garantizan los cuidados mínimos de calles, recolección de residuos, etc, y las escuelas tampoco ven reflejados esos fondos en mejoras edilicias. No hay transparencia, y por eso no se sabe que se hace con la plata”.


Para “Siempre Baigorria”, el nombre de la lista que encabeza Antonella para intendente y Adrián para concejal, otro de los graves problemas a encarar si llegan a ser gestión es el de la nula planificación estratégica de la ciudad hasta este momento y por eso vienen preparándose con todo tipo de profesionales para planificar un proyecto de reordenamiento: “Baigorria es una ciudad de 4 km de extensión por 4 km de ancho, que está en pleno crecimiento y tenemos al frente una gestión que no se amolda a ese avance, dejando que se salga todo de control. Parecen que estuvieran negados al paso del tiempo y siguen gestionando con formas, herramientas, y estrategias de una política que ya caducó”.

Y enfatizó: “Nosotros venimos con un proyecto de gestión que volcamos en nuestra plataforma de gobierno que todos y todas pueden ver en nuestra página web, un proyecto pensado por y para los vecinos en el que se piensa la ciudad de manera integral, con nuevas ideas, con vocación transformadora en el que no queremos, principalmente, ser un ejecutivo de puertas cerradas, o de medio tiempo. Por eso apostamos a la transparencia tanto virtual como en la calle. Hoy por hoy, la municipalidad es hasta en lo edilicio, un espacio que expulsa al vecino, obligándolo a hacer colas interminables para pagar impuestos o resolver trámites. Ni hablar que al intendente nadie tiene acceso. Es una persona que gestiona con tapas de diarios, con titulares que poco tienen que ver con la realidad que vive el vecino”.


Ejemplificó: “Fue el caso del anuncio de la llegada de la UTN. Un polo universitario como se ha hecho en otras ciudades con gestores que sí pudieron llevarlo adelante, pero acá no hubo voluntad. Entonces el vecino vivió estos últimos años confiando que en los próximos sus hijos o ellos mismos iban a poder continuar su vida educativa acá y no es así. Nos terminamos enterando por los medios que la UTN llegaría a Ibarlucea. Nos están convirtiendo en una ciudad que no tiene oportunidades ni para la juventud, ni para los adultos, con pocas posibilidades de acceder a empleo genuino, siendo que es una localidad con cientos de opciones”.


Tanto Antonella García como Adrián Milo, advierten que vienen trabajando desde hace años en gestionar políticas y acceso a las mismas, para los y las vecinas de la localidad. Desde los lugares que ocupan, en este caso el Concejo Deliberante, o la Consejería Popular, o los distintos espacios de militancia que mantienen desde hace más de una década en la ciudad, ocupando lugares de poder que el ejecutivo dejó acéfalos. Al respecto, Antonella agregó: “Hay aspectos puntuales como los de la seguridad, una demanda que todo vecino y vecina tiene porque no estamos exentos de la realidad que está viviendo, por ejemplo, Rosario, o el Transporte mismo que está atravesando una gran crisis que pone en jaque a miles de usuarios y usuarias; aspectos que fácilmente con gestiones bien realizadas podrían haberse resuelto. Fuimos nosotros los que nos reunimos con funcionarios del Ministerio de Seguridad, por ejemplo, con quienes pudimos idear algunos proyectos y gracias a los cuales pudimos ver que la solución está al alcance de la mano, lo que falta es voluntad política”.


“En estos últimos años, dejaron pasar miles de oportunidades de realizar gestiones para que la ciudad dé el salto cualitativo que su propio crecimiento le está demandando. Tuvieron el mismo signo político gobernando la nación y la provincia y no hicieron nada. Hoy tenemos crisis de seguridad, de transporte, de hábitat, de educación, y tantas cosas más que hacen que el vecino y la vecina no viva feliz en la ciudad que eligen. Queremos que eso cambie, queremos gestionar para que el baigorriense pueda vivir en una ciudad tranquila, armoniosa, con acceso a los espacios públicos, a las escuelas, al empleo de calidad, a su vivienda, que los barrios se transformen en lugares dignos. Y para eso, no se puede gestionar sin la escucha atenta y activa de las distintas realidades. Una escucha que, en estos meses de campaña, nos dice que la gente quiere un cambio real, y para eso estamos”, concluyó la candidata.

0 comentarios

Comments


bottom of page