• Redacción

Incendios: positivo control de los focos ígneos frente al Gran Rosario

En la tarde de este viernes y gracias al trabajo de los brigadistas se pudo contener uno de los focos, de dimensiones más importantes, en los que se venía trabajando. “Las acciones de control y prevención evitaron nuevos incendios”, señalan desde el gobierno provincial

La provincia de Santa Fe, y zona de influencia, viene atravesando una temporada climática propensa a que se generen focos ígneos. Puntualmente sobre el Delta del Paraná, esto se debe a la bajante histórica del Río Paraná, a la sequía y a la gran cantidad de biomasa disponible.


En ese sentido, de manera articulada entre el gobierno nacional y las provincias de Santa Fe y Entre Ríos, se montó un Comando Operativo en la localidad de Alvear, desde donde se establecen acciones de lucha contra el fuego y medidas de monitoreo y prevención. Más de 300 personas abocadas al operativo a lo largo del Delta del Paraná, con 14 medios aéreos a disposición.


Durante esta última semana, a las tareas coordinadas por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego, a cargo del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible de la Nación, se sumó el Ministerio de Defensa con las Fuerzas Armadas tras un pedido expreso del gobernador Omar Perotti, con el objetivo de continuar aunando esfuerzos para combatir esta problemática.


Además, es importante destacar que ya se encontraban trabajando en terreno personal de la Prefectura Naval Argentina, específicamente el Grupo Albatros.


En cuanto al rol de la provincia de Santa Fe, de manera articulada entre el Ministerio de Ambiente y Cambio Climático, la Secretaría de Protección Civil y el Ministerio de Seguridad, se establecen distintas acciones que tienen que ver principalmente con brigadistas para trabajo en terreno, tareas logísticas y operativos de control y monitoreo.


ESTADO DE SITUACIÓN


“Los trabajos que se realizaron se pudieron terminar con éxito”, señaló el director del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, Alberto Seufferheld, en relación a las tareas realizadas frente al Gran Rosario. Y continuó:” Lo que sería frente al Gran Rosario seguimos trabajando desde ayer en focos que están contenidos; incendios que no tienen actividad en perímetro que se los recorre para asegurar”.


En el mismo sentido, aclaró que “la gente desplegada en terreno está sujeta a avisos y alertas de tormenta, tanto ayer como hoy”, hecho que puede, en algunos casos, anticipar los repliegues para garantizar resguardos.


Seufferheld destacó además los vuelos vigías de cada jornada “desde Zarate hasta Alvear” ya que es la zona de mayor actividad con focos de grandes dimensiones. Desde San Nicolás a San Pedro, en una zona de focos que distan a tan solo 33 kilómetros entre sí, se establece la zona de “mayor concentración de humo de la región”. “El humo que llega al Gran Rosario es de ahí”, afirmó.


A esto, el director del SNMF, sumó un detalle técnico: “El intenso viento y la masa de hectáreas quemadas generan una composición de viento, tierra y cenizas en la atmósfera”.


Por su parte, Andrés Bosch, coordinador región centro del Servicio Nacional de Manejo del Fuego, insistió en que “el humo que se percibe en la zona llega desde San Pedro”. “Estamos trabajando dos sectores desde Alvear”, dijo y explicó que “efectivos trabajan en el sector de la chata a medida de controlar el perímetro, no hay actividad”.


“No se detectaron focos nuevos en el vuelo de evaluación técnica en la tarde de este viernes”, concluyó Bosch.


CONTINUIDAD DE TAREAS


La ministra de Ambiente y Cambio Climático, Erika Gonnet, resaltó una mejora de la situación general sobre el Delta del Paraná. “Los profesionales y brigadistas nos cuentan sobre el control de los focos que estaban frente al Gran Rosario y un levantamiento del operativo en Zárate, provincia de Buenos Aires. Esto permitirá derivar los recursos a los operativos de Alvear y San Pedro”, dijo.


“Si bien siempre nos aclaran que pueden revivir algunos focos y aparecer nuevos, el balance de la semana destaca el rol de los brigadistas, la incorporación sistemática de personal y las tareas disuasivas de las distintas fuerzas nacionales”, continuó.


A su turno, Inés Barboza, secretaria de Coordinación Militar en Emergencia, del Ministerio de Defensa de la Nación, valoró: “Quedó demostrado que con un abordaje integral que sume los esfuerzos de todas las agencias nacionales y provinciales para abordar una problemática común, como en este caso fue el fuego, es la forma más eficiente y más rápida para dar respuestas a los problemas”.


Y agregó: “Haber contado con los recursos de las Fuerzas Armadas en apoyo al Plan nacional de manejo del fuego, del Ministerio de Salud y de todos los actores dio resultado al problema específico de la expansión del fuego y trazó un horizonte de trabajo mancomunado”.

0 comentarios