• Redacción

La provincia diagrama el operativo de seguridad para el clásico rosarino

El ministro de Seguridad, Jorge Lagna, se reunió con miembros de la comisión directiva de ambos clubes. Habrá más de mil policías afectados al mismo

El ministro de Seguridad de la provincia, Jorge Lagna, encabezó este lunes la reunión operativa en la previa al clásico rosarino de fútbol a realizarse en el estadio de Rosario Central este jueves 21 de julio.


Luego del encuentro, Lagna aseguró que “tuvimos una reunión muy positiva para garantizar la seguridad de los simpatizantes. Queremos transmitir un mensaje a todos los rosarinos, junto a los presidentes de los clubes, para que vivamos un clásico en paz y esto sea una fiesta, que es lo que nos interesa”.


“Para el día del partido vamos a tener más de mil policías en la calle, que se van a distribuir 743 en el estadio y los alrededores y más de 300 en lugares estratégicos de la ciudad, como locales gastronómicos y sedes de los clubes”, añadió Lagna.


Por su parte, el director de Seguridad Deportiva y Eventos Masivos, Marcos Romero, agregó que “las puertas del estadio se abrirán al publico a las 13:30 horas, ambas sedes no tendrán actividad el día del clásico y el operativo comenzará la noche del miércoles”.


Detalló además que "está previsto que haya festejos, si es que algún equipo resulta ganador, por ello el operativo terminará a las 6 de la mañana del viernes".


"Por otra parte, se suspenden las actividades sociales y deportivas en Newell’s Old Boys desde las 8 de la mañana del día jueves 21 y en Rosario Central desde las 18 horas del día miércoles 20”, finalizó el director.


Respecto al encuentro, Ricardo Carloni, vicepresidente del Club Rosario Central, dijo que “el balance es positivo. Siempre cuando se tiene un encuentro previo al clásico y se trabaja en todo lo que refiere a materia de seguridad es positivo”.


Y le pidió a los socios de Central, para garantizar el ingreso ordenado, “que concurra con bastante tiempo de antelación, las puertas estarán abiertas tres horas antes del inicio del partido”, finalizó Carloni.


A su turno, el presidente de Newell’s Old Boys, Ignacio Astore destacó: “Es el segundo clásico que nos toca jugar en la cancha de Central. Nos dan tranquilidad la policía y la seguridad de Rosario, con el compromiso de que el dirigente tiene que brindar y llevarle a su gente la tranquilidad de que es un partido de fútbol, que tiene que haber paz en la ciudad, que no solamente se comprometen las instituciones, sino también la ciudad, y con ese lema nosotros tenemos que ir tranquilos a jugar ese partido que es tan importante para nosotros y para la ciudad”.


Del encuentro participaron también, el secretario de Seguridad Pública, Claudio Brilloni y la secretaria de Newell’s Old Boys y Sharon Romero.

0 comentarios