• Flavio Patricio Aranda

La UNR activó un servicio telefónico de salud por las quemas en las islas

Tras la implementación de la asistencia indicaron que recibieron 100 llamadas en dos horas.“Organizamos un dispositivo de atención, contención y evaluación, en primera instancia telefónica, y a partir de ahí de derivación o de citación al centro de salud para hacer consulta presencial”, dijo el director de Salud de la Universidad, Ricardo Nidd

La Dirección de Salud de la Universidad Nacional de Rosario (UNR) habilitó este martes una línea telefónica para consultas por problemas respiratorios a raíz del humo por la quema de pastizales en las islas del Delta del Paraná que afecta a la ciudad y región, y recibió “100 llamadas” en las primeras horas del servicio.


“Organizamos un dispositivo de atención, contención y evaluación, en primera instancia telefónica, y a partir de ahí de derivación o de citación al centro de salud para hacer consulta presencial”, dijo a Télam el director de Salud de la UNR, Ricardo Nidd.


El servicio se puso en marcha este martes a partir de las 10 de la mañana y antes del mediodía ya habían sido atendidas 100 llamadas, informó el profesional de la salud.


La asistencia, a la que puede accederse mediante el número telefónico 341-5311944 y que también recibe consultas vía Whatsapp, está activa entre las 10 y las 16 horas, pero las consultas pueden enviarse en cualquier horario.


“Tenemos dos médicos que responde las consultas, estamos viendo de ampliar el horario”, explicó Nidd y precisó que un servicio similar se había puesto en práctica durante la pandemia de coronavirus para evitar las consultas presenciales.


Para el director de Salud de la UNR, “la situación sanitaria es grave” por la permanencia del humo sobre la ciudad y sus efectos sobre “criaturas, ancianos y personas con patologías respiratorias”.


Puntualizó que la Sociedad Argentina de Neumonología “nos está hablando de la posibilidad de daños crónicos, a largo plazo, porque el aire contaminado está sostenido en el tiempo”.


Nidd sostuvo que la situación que viven Rosario y otras ciudades aledañas por los incendios intencionales en la zona de islas del Delta del Paraná “es de altísima preocupación”.


En cuanto al servicio de atención telefónica ofrecido por la UNR, indicó que “es un paliativo sobre una decisión que nos excede y que es del poder político, que no ha podido dar respuesta suficiente” a los incendios y sus consecuencias sobre la salud de la población y el daño ambiental al humedal.

0 comentarios