top of page
  • Foto del escritorRedacción

Proponen tapiar, cerrar y decomisar el edificio abandonado del clan narco de Delfín Zacarías

El concejal sanlorencino Esteban Arico se hizo eco del reclamo de los vecinos que exigen seguridad y denuncian que el sitio usurpado es utilizado como aguantadero del delito

El edificio abandonado ubicado en la esquina de las calles Congreso y Vélez Sarsfield de San Lorenzo sigue siendo objeto de denuncias de vecinos y vecinas de barrio Villa Felisa quienes en reiteradas oportunidades alertaron que es utilizado como “aguantadero” por malvivientes que lo usurparon.


Esa edificación, que fue construida gracias a una excepción urbanística aprobada en febrero de 2011 por el Concejo Municipal de esta ciudad, estaba destinada originalmente para el supuesto funcionamiento de un mega gimnasio. Tal emprendimiento inmobiliario fue desarrollado por el clan familiar que manejó una de las cocinas de cocaína más grandes del país encabezado por Delfín Zacarías, detenido en 2013 y condenado en 2018 a 16 años de prisión por organizar una red dedicada al tráfico de estupefacientes.


Desde que aquella banda narco fue desbaratada, la construcción de esa propiedad quedó paralizada y, con el tiempo, comenzó a ser merodeada por personas ligadas a actividades delictivas que luego la usurparon y finalmente la convirtieron en su alojamiento semi permanente.


Familias residentes en ese sector del sur de la ciudad –barrio Villa Felisa- alertaron en reiteradas oportunidades a las autoridades sobre esa situación, a la que ligan a hechos de inseguridad que vienen padeciendo.


Haciéndose eco de ese reclamo el concejal Esteban Arico presentó un proyecto legislativo para que el edificio sea tapiado, cerrado y, finalmente, decomisado.


“Sabemos que ya hubo otros intentos para darle un destino útil a ese edificio pero, lamentablemente, no pudieron concretarse. Por eso insistimos amparándonos en el Artículo 6 de la Ley 26.683 que permite decomisar de modo definitivo, sin necesidad de condena penal, bienes de los cuales se haya podido comprobar su origen ilícito”, explicó Arico al presentar su iniciativa.


Aricó señaló, asimismo, que “la recuperación de activos es una de las principales herramientas de política criminal diseñadas en las últimas décadas para atacar los delitos vinculados a la criminalidad económica compleja. Es una estrategia que busca impedir que los fondos de origen ilícito sean utilizados para financiar futuras actividades delictivas o incorporadas a la economía formal. El decomiso del producto del delito se transforma en la pieza central del recupero de activos”, agregó.


Además, en su proyecto propone que “la finalidad del decomiso sea destinada a financiar programas de recuperación de personas drogadependientes y adictas".


Por último, el concejal de la oposición aclaró que “mientras se resuelve el decomiso, pedimos –como exigen los vecinos y vecinas de la zona sur de San Lorenzo- que el edificio sea desalojado y que sus aberturas sean tapiadas para evitar problemas de inseguridad”.

0 comentarios

Comments


bottom of page