top of page
  • Foto del escritorRedacción

Si la Ley Ómnibus se aprueba “quedamos a merced del mercantilismo y de los negociados”

El Movimiento Sindical Rosarino y la Cátedra del Agua firmaron un documento en rechazo a la política ambiental de la Ley Ómnibus de Javier Milei


El Movimiento Sindical Rosarino y la Cátedra del Agua de la Universidad Nacional de Rosario se reunieron este jueves en el Sindicato de Luz y Fuerza para firmar un compromiso en defensa de los derechos ambientales que se ven avasallados por la “Ley Ómnibus” presentada en el Congreso por el Poder Ejecutivo.


Luego de participar en una mesa con los referentes sindicales locales, Aníbal Faccendini, integrante de la Cátedra del Agua, habló sobre la importancia en la firma del documento y sentenció: “El proyecto colectivo de Javier Milei, en general y en particular, focalizado con la problemática ambiental, es violatorio de la Constitución Nacional”.


En el documento firmado, el MSR y la Cátedra del Agua de la UNR alertan por el peligro de distintas leyes, normas y artículos como la Ley Ambiental 25.675, la Ley 26.562 de Presupuestos Mínimos de Protección Ambiental para Control de Actividades de Quema, la Ley 26.639 de Preservación de Glaciares y Ambiente Periglaciares, la Ley 26.331 de Protección de Bosques y el convenio de la Organización de las Naciones Unidas 169, firmado por el Estado Argentino.


"Buscan mercantilizar los bienes comunes, vuelven a pretender privatizarlo. El ambientalismo universitario sindical viene a plantear la necesidad de dar un rechazo a este proyecto”, planteó Faccendini. La Ley Ómnibus será tratada en comisiones a partir del 8 de enero y según el docente universitario “no va a traer beneficio para la ciudadanía y para la Argentina, sino daño”.


En la previa al debate en comisiones parlamentarias crece la discusión sobre la factibilidad de todos los cambios planteados y la posibilidad de utilizar ciertos artículos como medio de negociación para lograr la aprobación de otros. En este marco se encuentran los derechos ambientales que sindicalistas y universitarios plantean defender. “Tanto el DNU como la Ley Ómnibus, voluminosos en su presentación, no fueron redactados en 10 días, lleva mucho tiempo de trabajo y están muy cercanos a los grandes negocios empresariales”, agregó Alberto Botto, titular del MSR y secretario general de Luz y Fuerza.


Botto, en esta misma línea, añadió: “Nos ocupan con los derechos ambientales mientras que lo que verdaderamente les interesa a ellos son sus negocios, que, en definitiva, tienen que ver con el futuro del pueblo argentino, de la Nación y del sistema republicano”.


Si esta Ley Ómnibus llega a ser aprobada, aseguró Botto, “quedaríamos a merced del mercado, y sabemos lo que eso significa, porque ya lo hemos pasado, es quedar a merced del mercantilismo, de los negociados, y eso no tiene nada que ver con la humanidad".


Para Faccendini, el ataque a las leyes ambientales está relacionado a la “concepción de la vida y del menosprecio por los bienes comunes” sin consultar a los involucrados como, en este caso ONGs ambientalistas, referentes de cada partido y actores sociales. “Tienen un rechazo al diálogo y a la construcción de sociedades armonizadas. Generan violencia”.


En este mismo sentido, Botto aseguró que el arco gremial “está preocupado” por la Ley Ómnibus “en su gran mayoría”: “Nosotros no estamos cerrados tampoco a una posición totalmente en contra, pero hay cuestiones que realmente nosotros no podemos dejar pasar.


En el tema ambiental aún no se sabe de la situación que atraviesa. Parece que lo único visible es la cuestión económica, sabemos que esto es fundamental, porque obviamente llevar un plato de comida no puede esperar, pero también, por otro lado, esta ley atenta contra la Madre Tierra y eso es muy perjudicial para el futuro de nuestro país”.


"Este proyecto mercantiliza la vida en todos sus aspectos. El proceso de mercantilización es un proceso que tiene su cristalización en normas, y obviamente esas normas luego se transforman en leyes, y esas leyes son las que dominan la vida cotidiana de cada persona, y quedan a disposición de las corporaciones económicas. Aunque tanto el mercado como las empresas deberían ajustarse al Estado de Derecho”, dijo el representante de la UNR.


Sobre el final, Faccendini proyectó el debate en el Congreso y empoderó a la participación ciudadana para lograr rebatirlo, también “de los niveles de convicción democrática de los diputados y senadores y que respondan a la Constitución Nacional y a la República”.


“Si todos están de acuerdo con esto, la respuesta tendrá que ser un rechazo, porque la Ley Ómnibus viola la Constitución Nacional”, concluyó el referente de la Cátedra del Agua de la UNR.

0 comentarios

Comments


bottom of page