top of page
  • Foto del escritorRedacción

Escuela 330: el Municipio aporta medidas de seguridad para garantizar la vuelta a las aulas

Personal de la municipalidad de Granadero Baigorria ultima medidas de prevención para garantizar que se retomen las clases en la Escuela “República de Grecia”. “Estamos a la espera del OK del Ministerio de Educación”, afirmaron

Las obras de reparación de infraestructura en la Escuela 330 “República de Grecia” están a punto de comenzar. De hecho, terminado el informe técnico realizado por el Municipio, se aguarda que el Gobierno provincial active los fondos necesarios -millonarios- para que los trabajos finalmente se inicien. Mientras tanto, el Municipio trabajó intensamente en tareas de limpieza y prevención.


Según explicó la secretaria de Cultura y Educación municipal, Estefanía Hereñú, “el objetivo siempre fue encontrar la manera en que los chicos puedan volver a clases”, pero la decisión final sobre ello “nunca estuvo en manos del Municipio, sino de la propia escuela y el Ministerio de Educación”.


Los trabajos de prevención que se realizaron esta semana “permitirían que los chicos puedan volver a las aulas, pero se necesita el Ok final ministerial”, agregó.


El Ing. Martín Tartarelli, secretario de Obras Públicas de Granadero Baigorria, explicó el alcance de los trabajos realizados por el personal municipal. “El Municipio ya ejecutó un informe técnico, tal como se acordó con la directora de la escuela y el ministro (de Educación) Víctor Debloc. A partir de ello, la Provincia sabe qué trabajos debe hacer y es la encargada de hacerlos”.


Dicho informe señala que la escuela debería mejorarse a nivel edilicio para poder configurar un ambiente seguro para los alumnos y alumnas. A partir de ese informe, se arrojan criterios de trabajo o lineamientos para poder evitar estas situaciones a futuro e incluso también reparar las actuales. “El problema puntual que encontramos tiene que ver con el tiempo que tiene el colegio sin ningún mantenimiento efectivo o preventivo. Además, encontramos mucha suciedad y falta de mantenimiento a nivel de techos. Eso produce acúmulos de agua que van dañando la estructura y la superficie de la cubierta, produciendo ingreso de agua al interior del edificio”, enumeró el Ing. Tartarelli.


El problema actual se debe a que ese ingreso de agua al interior del edificio también provoca daños o algunas roturas en cielorrasos.


Durante la semana, el Municipio trabajó en el patio, generando un vallado de seguridad para impedir que los alumnos se acerquen a las zonas más comprometidas. Además, se colocará un falso cielorraso para contener posible material que pueda caer del cielorraso existente actualmente.


Es importante señalar la buena voluntad del Municipio en avanzar en el regreso a clases de los estudiantes porque pese a no ser su responsabilidad jamás se desentendió en aportar para que esto se solucione.

0 comentarios

Comments


bottom of page